Sucesos que incomodan: Crítica de la vida nacional, política, noticias y columnas.

La marcha #AntiPeñaNieto

Después de dos semanas de convocatoria en redes sociales, el día esperado llegó. En Facebook y Twitter el mensaje fue uno: “2012 es tiempo de hacer historia. #MarchaAntiEPN” La fecha: 19 de Mayo. La hora: 12 p.m. El lugar: la plancha del Zócalo capitalino.

Poco antes de la hora pactada los manifestantes fueron llegando. Hombres y mujeres, en su mayoría jóvenes, cargaban pancartas con distintos mensajes: “Yo vengo del Estado de México y lo que pasa ahora no quiero que pase en todo el país” “No vine por mi torta, vine por mis huevos!”. También citaban a autores como Elena Poniatowska: “Peña Nieto no tiene derecho a hundir al país en la ignorancia”; o al apenas fallecido Carlos Fuentes: “No quiero ni pensar que Peña Nieto pueda llegar a la presidencia… no está preparado para ser presidente”. Resaltaba entre todas las cartulinas la de una niña de aproximadamente cinco años: “no juegues con mi futuro, piensa en nuestra educación”.

Del lado izquierdo de la plancha la voz de un líder universitario se alzó entre la de muchos: “del otro lado hay otro contingente de la UNAM y del POLI. ¿Vamos juntos o cada quien por su lado?”, seguido de varias voces al unísono “¡Vamos juntos!”. Ya unidos unos trescientos estudiantes avanzaron coreando “estudiantes unidos jamás serán vencidos”. Enseguida llegó el segundo contingente por Plaza de la Constitución. Poco más de doscientas personas entraron gritando “se ve, se nota: Peña es un idiota”; representaban al Sindicato Mexicano de Electricistas. Al frente un muñeco de Peña Nieto sonriente con una soga al cuello. Ambos contingentes, sumados a los trabajadores de Mexicana de Aviación y de otros grupos minoritarios dispersos en la plancha del zócalo, entraron por la calle de Madero pasadas las 12:30 horas, dando inicio a la primer marcha nacional en la historia contemporánea de México contra un candidato a la presidencia de la república.

Desde el inicio la marcha parecía una fiesta: jóvenes con tambores tocaban a ritmo de batucada mientras cientos saltaban gritando “el que no brinque es Peña, el que no brinque es Peña”. En el transcurso las porras ya no sólo se referían al candidato del Revolucionario Institucional, sino también atacaban a Televisa. “Esto si es noticia, que lo pase Televisa”,  “Televisa te idiotiza, Televisa te idiotiza” y “yo si leo, no veo Televisa” fueron algunos cánticos hacia televisora más poderosa en América Latina.

Mientras los protestantes caminaban por Madero, Eje Central y avenida Hidalgo rumbo al Ángel de la Independencia, invitaban a los transeúntes a unirse al movimiento bajo el grito de “la gente consciente se une al contingente”.

Ya en avenida Reforma el grito de “fuera, fuera” se volvió uno cuando en los espectaculares electrónicos aparecieron la imagen de Beatriz Paredes y de Enrique Peña. Los reclamos duraron poco, ya que fueron remplazados por el júbilo de una banda sinaloense, quien frente a los estudios Tepeyac empezó a tocar a la par de unos veinte charros que montados a caballo bailaban al compás de la música. Los manifestantes hicieron lo propio, sin importar que el sol de la una y media de la tarde los hiciera sudar. La marcha retomó los reclamos cuando cruzó las instalaciones de los periódicos Universal Excelsior. “No somos uno, no somos cien. Prensa vendida cuéntanos bien” gritaban los asistentes frente al edificio que alguna vez fuera dirigido por el fundador de Proceso, Julio Scherer. La misma consigna fue coreada más adelante, cuando un joven dijo en altavoz que El Universal acababa de tuitear que setecientas personas habían asistido a marchar. Para esa hora ya éramos miles.

El flujo de personas avanzaba hacia un solo sentido: el Ángel de la Independencia. Del otro lado de Reforma el flujo de autos era el mismo que el de cualquier fin de semana. Muchos pilotos se unían tocando sus cláxones celebrando el movimiento. Incluso algunos autos llevaban pancartas en contra del ex gobernador mexiquense.

Para muchos de los presentes el protagonismo estudiantil fue fundamental. Manuel Vargas, estudiante de Economía en el Instituto Politécnico Nacional comenta que la participación en la marcha fue en su mayoría estudiantil. “no queremos un gobierno impuesto por los medios de comunicación. ¡Queremos democracia!”. A su vez Héctor Huerta de la Facultad de Medicina de la UNAM manifestó que la mayor parte del país no está informada. “Los estudiantes somos los que sabemos, los que nos informamos. Si no lo hacemos nosotros no lo hace nadie”.

Casi a las dos de la tarde los escalones del Ángel se fueron ocupando descendentemente, hasta llenar el último espacio.  “Ya vamos llegando. México despertando” era el grito frente a la estatua que representa doscientos años de independencia. Pancartas de distintos colores y tamaños dejaban ver el poder de las redes sociales, sobre todo de Twitter. Infinidad de hashtags ilustraron cartulinas, cartones, telas y demás manifestaciones escritas. #MarchaAntiEPN, #SoyProle, #TodosSomosAtenco, #LibroMataCopete y #NoMásPRI fueron de los más sobresalientes. Incluso había quien cargaba hojas y plumones, a disposición de hacer “tuits callejeros” a todo aquel que quisiera. Las máscaras de Anonymous también se hicieron presentes. Una pancarta sobresalía por su afirmación: “bienvenidos al 5° poder: las redes sociales”.

Entre los manifestantes resaltaba la colaboradora de Proceso Denise Dresser, quien junto a estudiantes cargaba un letrero de aproximadamente diez metros de largo con la leyenda “NO, NO, NO AL PRI”. Ella, al igual que miles, cantó el himno nacional mexicano  frente al Ángel pasadas las dos de la tarde. Al término del himno muchos se acercaron a Denise para felicitarla, darle la mano, tomarse la foto o pedirle su autógrafo. La periodista se retiró poco tiempo después escoltada de algunos estudiantes; sólo pudo responder un “sí” rotundo a la pregunta de si creía que era importante el papel del gremio periodístico en este tipo de manifestaciones.

Pasadas las dos treinta de la tarde avenida Reforma se volvió doble sentido de nuevo: los que se iban y los que llegaban. Como si fueran pequeñísimos autos, los manifestantes caminaban a como las flechas marcadas en el pavimento indicaban. Incluso había quien rebasaba por la izquierda. Algunos paraban a comer después de dos horas de recorrido. Frente a ellos los stands de la feria de las culturas amigas les ofrecía salchichas alemanas, nacatamal de Nicaragua y vinos de Argentina. Aún así había quien compraba hotdogs de a 3 por 15, tacos de canasta de 7 por 10 y refrescos de 500 ml de $5 pesos.

Las porras seguían siendo en su mayoría estudiantiles. “Poli y UNAM juntos vencerán” y “la UNAM votó, Peña no ganó” eran los cánticos frente al Ángel. La última refiriéndose al simulacro electoral en la UNAM que se llevó a cabo el pasado miércoles 17 donde López Obrador se llevó 85.61% de los sufragios. En entrevista con Alma Ríos, estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, comenta que los estudiantes por mucho tiempo habían estado excluidos de este tipo de movimientos y por ello esta marcha es trascendente; pero es más trascendente aún por manifestarse por alguien que aún no es presidente. Luis Villegas, estudiante de Ciencias de la Comunicación en la Universidad del Valle de México, habla acerca de una generación parecida a la del 68. “No queremos más muertos, no queremos otro 68, no queremos más de Atenco o de Guerrero” manifestó.

A las 3:15 pm a un costado del Ángel sucedió un altercado que descontroló lo pacífico de la marcha. Provocadores salieron de la calle Florencia para quitar pancartas a los manifestantes. Uno incluso trató de arrebatarle una piñata con la cara de EPN a uno de los asistentes. Los atacados comenzaron a chiflar haciendo que varios se acercaran a los provocadores. Al instante los gritos de “no a la provocación, no a la provocación” y “sin violencia”  se hicieron presentes. De entre varios gritos se escuchó el de “los pacifistas nos sentamos”, haciendo que todos se agacharan en la zona. Uno de los jóvenes agredidos se identificó con su credencial de estudiante y los provocadores echaron a correr. Una joven policía salió herida de la pierna y se la llevaron en ambulancia ante los ojos de las cámaras de todos los medios. Muchos de los testigos dijeron que la policía se cayó y que la ambulancia no tenía ni cinco minutos de haber llegado antes del altercado. La ambulancia (que no tenía placas y sólo tenía un número 5 en la parte de atrás) llegó por la calle de Florencia, mismo lugar por donde se suscitó el problema, por donde huyeron los provocadores y por donde la misma ambulancia partió con la herida.

Casi las cuatro de la tarde los manifestantes regresaban al zócalo. Aún con cuatro horas de manifestación y con 22°C, muchos regresaban cantando. Los autos de Reforma seguían pitando el claxon. Una quinceañera asomada en una limosina Hummer rosa gritaba “Fuera Peña Nieto” con una foto de él en las manos. Los manifestantes la celebraban.

La ruta de vuelta fue similar: paseo de la Reforma, avenida Juárez y Madero. Al inicio los cánticos eran pocos, pero en el transcurso se fueron haciendo más grandes hasta confundir a los transeúntes. Una mujer llegó a preguntarle a su acompañante: “¿Qué no la marcha empezaba a las 12?”. En la calle de Madero ‘El vals del obrero’ de el grupo español Ska-p exaltó a los jóvenes, quienes bailaban y con el puño arriba coreaban juntos “resistencia, resistencia”.

 A las cuatro treinta llegamos juntos al punto de partida: el zócalo. Aún venían muchos del los que iniciaron y otros que se integraron. En Twitter El Universal declaró que éramos 700 personas; luego rectificó que fuimos 5,000. Televisa tuiteó que según la SSP del DF fuimos 10,000. Aristegui noticias, citando la misma fuente, comentó que fuimos 22,500. CNN argumentó que según autoridades capitalinas del DF el total fue de 46,000 manifestantes. Yo sólo vi un río de personas de ida, una gran masa en el Ángel y otro río de vuelta. A  las 14:37 hrs frente al asta bandera del zócalo capitalino, antes de volver a casa, por segunda vez cantamos a una sola voz “Mexicanos al grito de guerra…”.

Jorge Becerril [Reportero de Milenio]

Reforma

La Silla Rota

CNN México

El Universal

Reforma [Tabasco]

Puebla

Torreón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s